“Falta una política pública transversal que permita la erradicación del trabajo infantil”: Diputados de Santander

Este martes, durante la conmemoración del Día Mundial del Trabajo Infantil, la Asamblea de Santander realizó un debate de control político donde puso en evidencia que las acciones institucionales -que deben propender por mitigar el flagelo- no han logrado resultados efectivos y contundentes.

Además, los diputados pusieron en duda las cifras presentadas, toda vez, “la pobreza; la carencia de una política pública de familia que integre temas de educación, empleo e inversión social; además de los graves problemas de prostitución infantil y la falta de sanciones a las empresas que explotan a los niños; han originado que los resultados no sean los mejores”, indicó el diputado Carlos Alberto Morales Delgado.

Para el diputado Jesús Villar Torres, “los informes presentados por las autoridades no incluyen las acciones frente a la prostitución infantil” ni se analizan las cifras en torno esta cruda realidad y en donde Santander no es ajeno. Y expuso su preocupación por la que atraviesan “nuestros hermanos venezolanos”, cuya migración ahonda la crisis del trabajo infantil en ciudades del área metropolitana de Bucaramanga, principalmente.

La otra infortunada situación que deriva el trabajo infantil en Santander tiene que ver con la falta de eficiencia para contratar el transporte escolar para la zona rural, derivando que además de la deserción escolar los niños deban ocuparse en labores propias de los mayores, generando más pobreza. “Estos programas deben ser permanentes, hasta final de año, que no dependan de la voluntad del alcalde de turno y los recursos para esto deben ser prioritarios, por encima de festividades”, destacó la diputada Yolanda Vargas Hernández.

Una de las denuncias más graves fue presentada por el diputado Mario Antonio Cárdenas, que relató como la firma Philip Morris contrata familias de García Rovira para la producción de sus productos, quienes deben cumplir con metas específicas y por ende, deja abierta la posibilidad para que los niños sean explotados, “situación que debe ser revisada por parte del Ministerio de Trabajo”.

Durante el debate, el ICBF informó que a junio de 2018 ha atendido 165 casos de explotación infantil en Santander, de ellos, 102 en Bucaramanga, 24 en Barrancabermeja y 19 en Floridablanca. Por su parte, el Gobierno de Santander ha advertido que el índice de trabajo infantil ha venido disminuyendo, en 2014 la tasa era del 6,4% y en 2017 se ubicó en el 4,5%. Se proyecta que a 2019 las cifras podrían llegar al 3,5%.

Los diputados celebraron la presencia en la sesión del Bienestar Familiar, las Secretarías de Educación y Desarrollo Social de Santander, el Ministerio de Trabajo, la Defensoría del Pueblo y los representantes de las alcaldías de los municipios del área metropolitana.

Nosotros

Asamblea Departamental de Santander - Departamento de Santander - Colombia

Noticias en tu correo

Asamblea EnVivo